La ansiedad es parte de la vida cotidiana. Es normal sentirse ansioso antes de hablar en público o ante un despido laboral. El problema radica cuando la ansiedad se transforma en una preocupación exagerada que nos lleva al pánico y al descontrol.

Hay dos tipos de ansiedad. La positiva y la negativa. La primera está relacionada con una inquietud por las cosas que se basa en lo real, en lo racional, y trae consigo precaución y vigilancia. La ansiedad negativa está ligada a un sentimiento desagradable, al pánico, la depresión, etc. Incluso llegando a tener reacciones físicas y psicosomáticas, imaginando peligros exagerados.

Conocer los síntomas es muy importante para poder buscar ayuda médica. Tenga en cuenta que cuando la ansiedad no desaparece, incluso empeora con el tiempo, es perjudicial para la salud, porque afecta la calidad de vida.

SINTOMAS:

Físicos: malestar general, insomnio, taquicardia, palpitaciones, sudoración, dolor de estómago, dificultad respiratoria, temblores, hormigueos, dificultad para tragar, boca seca, tics nerviosos, opresión en el pecho, etc.

Psicológicos: intranquilidad, nerviosismo interior, temores, inseguridad, etc.

Cognitivos o mentales: dificultades de concentración, tendencia exagerada a la duda, errores en el procesamiento de la información que llega a la mente, pensamientos absolutistas o radicales, etc.

El diagnóstico preciso es importante para poder brindar el mejor tratamiento. Cada persona es diferente y tienen necesidades distintas. Por ello, se recomienda siempre la opinión de un médico.

TRATAMIENTOS:

Ansiolíticos que se venden con receta controlada: son sustancias contra la ansiedad que tranquilizan los nervios. No curan ni atacan la causa, por esa razón se requiere receta médica de controlado para su venta. Además, lo ideal es combinarla con algún  tipo de terapia psicológica.

Medicamentos naturales: Son de venta libre y ayudan a aliviar la ansiedad de manera natural. Otro aspecto importante es que no son adictivos y pueden usarse a corto o largo plazo. Igualmente, siempre es recomendable revisar las causas de la ansiedad.

Entre los medicamentos naturales se encuentran: la valeriana, la pasiflora, la melissa, el tilo, la sábila, la jalea real y la melatonina.

Valeriana Plus Ansiokrol Aloe Vera o sábila Melatonina de Nutricicenter (válido en sucursales seleccionadas y 2530 2530)
Alivia la ansiedad. Combate el insomnio. Alivia el dolor de cabeza causado por estrés. Calma los nervios. Disminuye la irritabilidad causada por ansiedad. Combate el insomnio. Alivia dolores de cabeza, cuello y espalda causados por estrés. Desintoxicante. Tranquiliza los nervios. Calma dolores musculares y de articulaciones inflamadas. Ayuda a conciliar y regular los ciclos del sueño. Evita el insomnio. Contribuye a mantener una mejora calidad y duración del sueño.
Está contraindicada en el embarazo y durante la lactancia. No debe administrarse en menores de 3 años. Está contraindicado en el embarazo y durante la lactancia. Menores de edad consultar al médico. Está contraindicada en el embarazo y durante la lactancia. No debe administrarse en menores de 12 años. Debe tomarse antes de acostarse ya que causa somnolencia. Para activar la melatonina se recomienda apagar las luces después de tomarlas.

Frasco 60 cápsulas.

Precio: $10.61

Efectivo: $7.96

FarmaPlus $7.43

Ansiokrol tabletas

Blister de 4 cápsulas

Precio: $1.20

Efectivo: $0.96

Frasco 60 cápsulas.

Precio: $9.00

Efectivo: $6.75

FarmaPlus $6.30

Frasco 60 cápsulas. 

Precio: $12.00

Efectivo: $9.60

FarmaPlus: 2x $16.80

 En caso de duda consulte a un médico.

Además, le recomendamos leer el artículo Prevenir el estrés, que contiene algunos consejos y técnicas para mejorar la calidad de vida. Más información: http://www.farmaciaseconomicaselsalvador.com/blog/prevencion_estres/

 Fuente: Médicos de Farmacias Económicas