El asma es una afección en la que se estrechan y se hinchan las vías respiratorias, lo cual produce mayor mucosidad. Esto podría dificultar la respiración y provocar tos, silbido al respirar y falta de aire. El asma es una enfermedad que afecta los pulmones. Es una de las enfermedades de duración prolongada más comunes en los niños, aunque los adultos también pueden padecerla.

El asma no tiene cura, pero sus síntomas pueden controlarse.

Signos y Síntomas

Se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria (crisis o ataques), generalmente asociados a otros síntomas como tos, pitidos al respirar y sensación de ahogo. Los síntomas varían según la edad.

Los síntomas del asma varían según la persona. Es posible que tengas ataques de asma con poca frecuencia, síntomas solamente en ciertos momentos, como cuando haces ejercicio, o síntomas en todo momento.

Los signos y síntomas del asma comprenden:

  1. Falta de aire
  2. Dolor u opresión en el pecho
  3. Problemas para dormir causados por falta de aire, tos o silbido al respirar
  4. Tos o silbido al respirar que empeora con una infección ejemplo: resfrío o influenza

 

Factores que desencadenan el asma.

Los desencadenantes comunes del asma incluyen:

  1. Animales (caspa o pelo de mascotas)
  2. Ácaros del polvo
  3. Ciertos medicamentos (ácido acetilsalicílico o aspirina)
  4. Cambios en el clima (con mayor frecuencia clima frío)
  5. Ejercicio
  6. Polen
  7. Infecciones respiratorias, como el resfriado común
  8. Humo del tabaco

 

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son: 

No todas las personas con asma toman el mismo medicamento. Algunos medicamentos se pueden inhalar y otros se pueden tomar en forma de pastillas. Los medicamentos para el asma son de dos tipos: los de alivio rápido y los de control a largo plazo.

Para controlar el asma y evitar un ataque, tome los medicamentos de la forma indicada por su médico y manténgase lejos de las cosas que pueden desencadenar un ataque.

Debido a que el asma cambia con el paso del tiempo, es importante tener un buen control con el médico para identificar tus signos y síntomas, y para ajustar el tratamiento según sea necesario.

Cualquier duda sobre tratamiento del ASMA, favor consultar a Médico.

 

Fuente: Doctor Miguel Cornejo, de Farmacias Económicas.