El nuevo coronavirus, llamado de manera provisional 2019-nCoV o popularmente virus de Wuhan, podría causar una futura pandemia global, según información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud. Esto implicaria una acción internacional inmediata y coordinada.

Los coronavirus no son nuevos. De hecho, se descubrieron en la década de los 60, y van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo. Los virus de esta familia pueden estar presentes tanto en humanos como en animales.

Los brotes epidémicos más conocidos son el síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV), que surgió en China en 2002, y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), identificado en 2012 en Arabia Saudita.

La Organización Panamericana de la Salud ha actualizado una alerta epidemiológica que indica que, hasta la fecha, “continúa la incertidumbre sobre el nuevo patógeno y el espectro de manifestaciones que pueda causar, la fuente de infección, el modo de transmisión, el periodo de incubación, la gravedad de la enfermedad y las medidas específicas de control.”

Los síntomas del virus van desde dolor de cabeza, fiebre y fatiga, tos seca y malestar general a graves como disnea (dificultad para respirar) y neumonía, indica el portal Infobae en su sitio web.

Por el momento*, los afectados rondan las 82,000 personas, de las que 2,768 han fallecido. Esto sitúa la tasa de mortalidad entre 3% y 4%.

Según los últimos datos*, el total de fallecidos en China es de 78,064 personas, la mayoría en Wuhan. La cifra de recuperados llega a 30,281.

Según Centers for Disease Control and Prevention, el 2019-nCoV ha sido confirmado en los siguientes países:

China
Corea del Sur
Italia
Japón
Iran
Singapur
Hong Kong
Estados Unidos
Tailandia
Taiwán

Bahrein
Australia
Malasia
Alemania
Vietnam
Francia
Emiratos Árabes Unidos
Reino Unido
Canadá
Kuwait

Macao
España
Irak
Omán
India
Filipinas
Israel
Rusia
Austria
Afganistán

Nepal
Camboya
Argelia
Bélgica
Finlandia
Suecia
Croacia
Suiza
Egipto
Líbano
Sri Lanka

 

El virus se excreta al toser, ya que los contagios han sido entre familiares y personal sanitario, por el momento.

La medida de prevención principal es lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con un pañuelo al estornudar, evitar tocarse la cara (nariz, manos, boca), evitar el contacto con personas enfermas y cocinar bien los alimentos.

Por el momento no existe ni tratamiento ni vacuna. Por ello hay que extremar las medidas de prevención. Si presenta síntomas y ha viajado o ha tenido contacto con alguien que ha estado en una zona en la que se haya notificado la presencia del 2019-nCoV  no se automedique, consulte de inmediato para recibir asistencia médica. Para más información el Ministerio de Salud de El Salvador provee el teléfono 132 (Servicio de Emergencias Médicas).

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud, china.org.

* Datos al miércoles 26 de febrero 2020. Más información