Dolor de cabeza: hay que conocer el diagnóstico para indicar el tratamiento

 

La cefalea o Dolor de Cabeza es un dolor que puede ser leve o intenso, en una o más partes de la cabeza, así como en la parte posterior y superior del cuello. Existen múltiples causas y diferentes tipos de cefalea. Aunque son dolorosas, la mayoría de las cefaleas no indican un trastorno grave y pueden mejorar con medicaciones y/o cambios en el estilo de vida.

Tanto los dolores de cabeza crónicos como las recidivantes (reincidente) pueden provocar dolor y angustia, pero es infrecuente que reflejen un problema grave de salud. Sin embargo, cualquier cambio en el patrón o la naturaleza del dolor de cabeza podría ser el síntoma de un problema grave (por ejemplo, un dolor que era esporádico cambie a frecuente, o de leve a agudo), y por este motivo se debería solicitar la asistencia médica lo antes posible.

La mayoría de las enfermedades producen dolor de cabeza como parte de lo que llamamos malestar general. Esto quiere decir que dolor de cabeza puede ser señal de que algo malo está sucediendo. Y muchas veces, logramos controlarlo con alguna medicina.

La migraña, por ejemplo, es una condición de dolor de cabeza y se asocia a alimentos, olores, luz fuerte etc. 

Tenga en cuenta, que automedicarse no es lo más indicado en estos casos ya que esto afectaría su salud ya que se podría estar escondiendo la verdadera causa del dolor.

Recuerde siempre consultar a un médico para que pueda diagnosticarlo e indicarle un tratamiento. El dolor de cabeza requiere de análisis, sobre frecuencia , intensidad, duración, localización, con que se acompaña, porque incluso  enfermedades gastrointestinales pueden generar dolor de cabeza en algunos pacientes

A continuación, recopilamos una serie de Causas que podrían darnos como sintomatología un dolor de cabeza.

Dolor tensional: Suele estar causado por la contracción muscular del cuello y/o cuero cabelludo debido a malas posturas.

Migraña: Suele ser un dolor pulsátil concentrado en un lado de la cabeza. Puede durar entre 4 horas a 3 días. Suele haber fotosensibilidad y molestia ante los ruidos.

Hipertensión: Aunque la mayoría de las personas no nota ningún síntoma en la hipertensión, algunas personas suelen experimentar dolores de cabeza cuando su presión arterial sube. Por ello, es importante conocer los valores de su presión arterial.

Salud hepática: También uno de los síntomas de un hígado enfermo es el dolor de cabeza, generalmente acompañado de dolor en el abdomen y sensación de saciedad.

Sistema visual: Hay bastante relación entre los ojos y el dolor de cabeza. Un problema refractario (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) no tratado se puede transformar en fatiga visual e incluso dolor de cabeza. Otro padecimiento de los ojos que causa dolor de cabeza es el glaucoma (subida intensa e importante de la presión intraocular). En ambos casos, es necesaria la consulta con un oftalmólogo para diagnóstico y tratamiento.

Fibromialgia: Se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos. Pero aparte del dolor corporal, las personas con fibromialgia suelen tener dolores de cabeza. Se debe visitar a un reumatólogo para el diagnóstico y tratamiento.

Otitis: Una infección del oído medio suele ser molesta. Y puede ir acompañada de fiebre y de dolor de cabeza, especialmente en niños. Es importante consultar al médico.

Sinusitis: La sinusitis puede causar dolores de cabeza. La sinusitis es una infección de los senos nasales. Estos son conductos huecos en los huesos que se encuentran alrededor de la nariz.

Diabetes: Es una enfermedad metabólica crónica que afecta sobre nuestros niveles de azúcar en sangre y se suele relacionar con dolores de cabeza, como consecuencia de niveles de glucosa en sangre altos o bajos. Es importante conocer y controlar los niveles de azúcar en sangre.

Anemia: Una deficiencia que padecen algunas personas que consiste en una concentración de hemoglobina muy baja en la sangre. De entre todas las afecciones que puede causar la anemia, la migraña es una de las más populares. Una migraña se caracteriza por provocar a quien la padece, fuertes dolores de cabeza en ocasiones, de un dolor muy agudo que puede ser bastante molesto.

Un fuerte dolor provocado por migraña deja a la persona con mucho cansancio y agotamiento.

Enfermedades virales:  La mayoría de los dolores de cabeza agudos son parte de una enfermedad viral. La gripe es un ejemplo común. Estos dolores de cabeza pueden estar relacionados con el nivel de fiebre y en la mayoría de los casos duran solo unos días.

Dislipidemias (Trastornos Colesterol/Triglicéridos): son un conjunto de enfermedades caracterizadas por alteraciones en la concentración de las grasas sanguíneas (Colesterol y Triglicéridos) en niveles que involucran un riesgo para la salud, la sintomatología asociado puede ser presión en el pecho, mareo esporádico, adormecimiento de las manos o del brazo, dolor de cabeza esporádico entre otros.

  

Recordemos que el primer paso para combatir el dolores de cabeza frecuente es determinar qué tipo de dolor de cabeza se presenta. Algunas veces los dolores de cabeza son un síntoma de otra enfermedad o afección; otras veces, no hay una causa clara por lo que debe consultar a su médico para evaluación y manejo.

    Fuente: Médicos de Farmacias Económicas. Más información, consulte a un médico.