Evitar entrar en contacto con el agua, especialmente la acumulada luego de la lluvia, es la manera más efectiva de la prevención de varias enfermedades.

Con la llegada de la lluvia, además de aumentar los males respiratorios y digestivos, hay otros padecimientos, como micosis, hepatitis, leptospirosis, que son característicos de esta época. Menores, personas con el sistema inmune debilitado por una condición crónica y adultos mayores son los más propensos a enfermarse.

 

Virus respiratorio sincitial (VSR) u otas enfermedades respiratorias agudas

En julio 2019, el Ministerio de Salud de El Salvador decretó una alerta sanitaria en la región Metropolitana por el brote de virus sincicial respiratorio que afecta a niños a nivel nacional.

De acuerdo a los datos difundidos, los casos se han triplicado respecto al año pasado. Lo que lo convierte en el brote más importante que se ha tenido en los últimos años.

La infección puede ocurrir en personas de todas las edades, pero puede llegar a ser muy grave, especialmente en menores de dos años.

Algunos síntomas: Nariz congestionada o moqueo, tos seca, poca fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza leve. En bebés pueden empeorar.

Si tiene alguno de estos síntomas no se medique, siempre consulte al médico, especialmente cuando los enfermos son menores, adultos mayores y personas con enfermedades previas.

 

Micosis

Es una enfermedad de la piel causada por los hongos en pies, uñas y piel. Éstos son microorganismos que se reproducen en la piel, por falta de higiene, humedad, calor y por caminar descalzo sobre el agua. 
Algunos síntomas: Mal olor en los pies, comezón, piel reseca, aparición de manchas rojas o claras en la piel y alteración de la coloración y forma de la uña.

Si tiene alguno de estos síntomas debe consultar a un médico. El tratamiento que le indique puede ser de uso tópico y oral. Recuerde que si no se trata a tiempo el problema empeora rápidamente. Además, son contagiosas.

 

Diarreas y otras

Las enfermedades gastrointestinales o diarreicas suelen aparecer con mayor frecuencia en época de lluvia. Una de las principales causas de estos males es la contaminación de agua y alimentos.

Algunos síntomas: diarrea, vómito, fuerte dolor de estómago y fiebre.

Si tiene alguno de estos síntomas no se medique, siempre consulte al médico porque si no se tratan a tiempo pueden agravarse muchísimo, especialmente cuando los enfermos son menores, adultos mayores y personas con enfermedades previas.

La leptopirosis es una enfermedad infecciosa que sólo se transmite por el contacto con las heces o la orina de animales infectados por la bacteria, como ratas, gatos, perros, cerdos y bovinos, por ejemplo.

Algunos síntomas: Fiebre alta, pérdida del apetito, escalofríos, vómitos y diarrea. En algunas personas puede haber otras complicaciones (insuficiencia renal o hepática). 
El tratamiento lo debe indicar el médico, generalmente incluye medicina para el dolor, antibióticos, abundante líquidos y reposo.

La transmisión de la Hepatitis A ocurre por medio de la ingestión de agua o alimentos contaminados con el virus, o a través del contacto con heces de personas contagiadas con el virus.

Algunos síntomas: Dolor de cabeza, dolor de garganta, tos y sensación de malestar, pudiendo durar varias semanas. Reconozca los síntomas de la hepatitis.

El tratamiento lo debe indicar el médico pero generalmente se centran en disminuir el dolor y la fiebre.

 

Presencia de criaderos de zancudos:

Con las lluvias puede haber acumulación de agua y esto fomenta la presencia de criaderos de zancudos, que pueden generar dengue, zika, chikungunya y el nuevo virus de Mayaro.

Principales síntomas: Fiebre, dolor de cabeza y detrás de los ojos, dolor muscular o en articulaciones, sarpullido.

No se automedique, debe consultar al médico porque el tratamiento varía dependiendo el diagnóstico.

 

Consejos y medidas de prevención:

  • Use sombrilla y zapatos adecuados.
  • Utilice repelente de insectos.
  • Si tuvo contacto con la lluvia, lávese con agua tibia y limpia.
  • Seque bien sus pies, especialmente la piel entre los dedos.
  • Tome agua embotellada o de filtro.
  • Lave y cocine bien los alimentos.
  • Lávese las manos frecuentemente. Especialmente antes de preparar alimentos y después de ir al baño.
  • Evite comer en lugares con poca higiene.
  • No se automedique.
  • Si presenta síntomas gripales no visite lugares públicos.
  • Cuando presente síntomas de enfermedad, busque atención médica, especialmente en niños y ancianos.

 

Fuente: Ministerio de Salud y Médicos de Farmacias Económicas.

En caso de duda, siempre consulte a un médico.