Conozca cómo prevenir la fiebre tifoidea y cuáles son los síntomas. Es importante acudir al médico para que brinde diagnóstico y tratamiento.

La Tifoidea es una enfermedad infecciosa que se trasmite a través de agua o alimentos contaminados con heces de una persona enferma. Es una enfermedad muy grave y potencialmente mortal.

Las medidas higiénicas como el lavado frecuente de manos es fundamental para evitar la fiebre Tifoidea

Ante el incremento de casos de fiebre tifoidea, médicos recomiendan:

  • Beber agua embotellada. Hervir el agua o purifíquela con PURIAGUA.
  • Mantener las manos limpias (antes de cada comida, después de ir al baño, antes de cocinar).
  • Evitar comprar alimentos en la calle.
  • Supervisar la preparación de los alimentos.
  • Comer solamente frutas y verduras que se puedan pelar. Y desinfectar frutas y verduras que consume crudas

 

Los signos y los síntomas de la fiebre tifoidea pueden incluir:

  • Fiebre persistente que se eleva gradualmente hasta los 39 a 40 °C.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de garganta.
  • Cansancio.
  • Falta de energía.
  • Dolor de estómago.
  • Constipación.
  • Diarrea.
  • Vómitos.

 

Es muy importante no automedicarse y si sospecha que tiene síntomas debe acudir al médico.

 

Para un diagnóstico certero, se recomienda un hemograma en sangre, que debe realizarse en un laboratorio clínico (donde deben salir glóbulos blancos bajos). También se recomienda un cultivo de sangre. Lo recomendable es consultar al médico.