El Ministerio de Salud (Minsal) reportó a través de su boletín epidemiológico, un aumento de 52 casos de fiebre tifoidea en el país, en comparación con las primeras seis semanas del 2018.

La Tifoidea es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria (Salmonella Typhi), solamente afecta al ser humano y se trasmite a través de agua o alimentos contaminados con heces de una persona enferma, detalla el Minsal.

Es importante destacar que es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Para un diagnóstico certero, se recomienda un hemograma en sangre, que debe realizarse en un laboratorio clínico (donde deben salir glóbulos blancos bajos). También se aconseja un cultivo de sangre. Lo indicado es consultar al médico.

El Ministerio de Salud reporta hasta la sexta semana del año, 152 casos, de los cuales 87 fueron reportados por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), 60 por el Minsal, tres por Sanidad Militar y dos por el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud).

Por esa razón, insta a que la población adopte medidas preventivas y consultar al médico en caso de síntomas.

Síntomas de fiebre tifoidea:

  • Presentar fiebre por siete o más días, (puede llegar a los 39° o 40°).
  • Diarrea (no siempre ocurre).
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Manchas rosadas en el vientre.
  • Úlceras en el paladar.
  • Náuseas y vómitos.

 

Es muy importante no automedicarse y tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

  • Lavarse bien y frecuentemente las manos con agua y jabón, en particular después de ir al baño y antes de comer.
  • Hervir el agua o purifíquela con PURIAGUA, especialmente si es de pozo, pipas o de dudosas condiciones sanitarias. El PURIAGUA se distribuye gratuitamente en las Unidades Comunitarias de Salud Familiar.
  • Asegurarse que los alimentos estén debidamente cocidos y aún calientes al servirlos.
  • Evite el consumo de leche cruda. Beba solo leche pasteurizada o hervida.
  • Desinfectar frutas y verduras que consume crudas.
  •  

Fuente: Ministerio de Salud de El Salvador. En caso de duda, siempre consulte a un médico.