Protegerse está en sus manos.

¿Está preparado para la nueva era Covid-19?

 

Las mascarillas ya son parte de la nueva normalidad en todo el mundo. En El Salvador, de hecho, durante la cuarentena eran obligatorias y hasta algunas alcaldías ponían multas en caso de no usarlas. Hemos adoptado en pocos meses su uso.

Tenga en cuenta que la mascarilla reduce el riesgo de contraer la enfermedad, según la Organización Panamericana de la Salud, pero siempre debe ser combinada con otras medidas de protección: lavarse las manos con agua y jabón o con alcohol gel o sanitizante en caso de no tener acceso a agua. La distancia física también es otra medida efectiva y que se ha impuesto en todo el mundo. Incluso, en nuestro país ésta medida la adoptan los comercios que están operando durante la fase 1.

Médicos y expertos recomiendan también la protección de mucosas. Por ello, el uso de lentes protectores o máscaras faciales aportan mucho a la hora de evitar el contagio. Otras medidas importantes son mantener una buena higiene respiratoria.

Pero tenga en cuenta que además de una buena higiene personal es importante la limpieza y desinfección de objetos tocados con frecuencia (como picaportes, celulares, teclados, etc).

A medida que más países buscan abrir las cuarentenas impuestas por el coronavirus y reactivar sus actividades, vemos cómo será la nueva normalidad. La toma de temperatura a distancia antes de ingresar a un establecimiento ya se ha impuesto en El Salvador. Otra medida preventiva es la utilización de divisiones de acrílico, que también tienen la finalidad que comercios y negocios pueda operar sin propagar el covid.

La nueva normalidad ya está aquí y hay que convivir con ella de la forma más natural posible. Protegerse deberá convertirse un hábito, por nuestro bien y del que todos los que nos rodean.